Ya lo he sentado ¿Ahora qué?

¿Se puede volver atrás? ¿Se puede reparar lo ya hecho? ¿Ahora qué hago? Por desconocimiento, por falta de información o porqué en su momento nos pasó por alto o no le dimos importancia. Los motivos pueden ser variados. Ahora lo vemos de otra manera, hemos reparado en el “movimiento libre” y resulta que ya hemos sentado a nuestro bebé ¿Qué hacemos?

En Movimiento libre y actividad autónoma ¿Qué implican? Ya apuntamos la importancia de no colocar al bebé en posturas que no a alcanzado por sí mismo y pudimos ver cómo un bebé que tiene oportunidad de moverse en libertad, llega a sentarse después de gatear por una cuestión madurativa.

wpid-picsart_1443793463350.jpg

Diferentes formas de sentarse representadas en el libro “Moverse en libertad” de Emmi Pikler

Antes de nada

Lo más importante es no fustigarse. Sobre todo a las madres parece que nos regalen el “sentimiento de culpa” con el libro de familia. Hay mil cosas que podríamos hacer mejor, de eso no hay duda ni se salva nadie, pero céntranos en ese aspecto seguramente nos dejará con un sentimiento de angustia e incapacidad que no lleva a ninguna parte.

El movimiento libre no trata del movimiento solo por el movimiento en sí, son muchos los motivos y las potencias que convergen desde ésta idea, así que aún habiéndole dado la mano para caminar, siempre estamos a tiempo de cambiar la mirada y establecer otras dinámicas con nuestros hijos e hijas que promuevan la autonomía, el poder de decisión y la consciencia de uno y del medio en una relación de amor y respeto a lo que se son y a lo que somos. Sin presiones ni exigencias.

Acondicionar el espacio

Vamos a preparar un espacio en el suelo acogedor, agradable y relajado que favorezca el movimiento. Evitaremos gimnasios que centran la atención en los juguetes colgantes y descentran del propio cuerpo y del movimiento en sí. De igual manera evitaremos dejar a su disposición materiales hiper estimulantes.

Dejaremos algunos pocos materiales a su alcance en el suelo. No colocaremos materiales o juguetes en sus manos, simplemente los dejaremos al alcance. Tampoco los pondremos lejos esperando estimular el movimiento.

Evitaremos también hamaquitas, maxi cosis y asientos por el estilo que limiten el movimiento y no dan espacio para la libre expresión de este, así como establecen dinámicas de dependencia con el adulto.

Podéis encontrar más información sobre este punto en Movimiento libre y vida cotidiana.

¿Por dónde empiezo?

Volveremos al suelo. Cuando nos dispongamos a dejar a nuestro hijo/a en el suelo para jugar, ya no lo sentaremos, lo colocaremos en posición boca arriba.

Es importante en este punto el acompañamiento del adulto. Al principio nos quedaremos con él y antes de ir al suelo verbalizaremos la nueva situación. Le podremos decir algo así (cada cuál que se exprese con sus palabras): “Te voy a dejar en el suelo estirado porqué creo que así estarás bien y desde esta posición podrás moverte como prefieras o quedarte en este lugar.”

Podemos también estirarnos con él o cantarle alguna canción que le guste, hacerle unas carantoñas… cualquier cosa que asocie como agradable y parte de una relación armoniosa.

Lo colocaremos en esta nueva posición siempre que esté tranquilo. Evitaremos hacerlo cuando tenga hambre, sueño o esté molesto. No queremos que lo asocie a un momento de malestar. Primero colmaremos este tipo de necesidades para que pueda estar tranquilo.

A medida que se vaya concentrando en sí mismo, en los materiales a su disposición o en el entorno, le iremos dando más espacio. Poco a poco y sin apresurar los tiempos haremos un acompañamiento simplemente presencial y seguiremos con una actitud de disponibilidad.

En el momento en el que lo veamos incómodo podemos cogerlo en brazos.

¿Y si no quiere estar boca arriba?

Cómo no me cansaré de repetir, la autonomía no es una obligación. Un bebé que ha sido sentado se reconoce en esta posición, a sí mismo y a su entorno. Seguramente ha realizado todo un proceso de aprendizaje y acomodación en esta postura, esto es algo importante para él y hay que tenerlo muy en cuenta.

No vamos a dejar de sentarlo si pide esta posición, pero vamos a evitar ofrecérsela cómo primera opción y dentro de lo posible. Un niño/a que ya ha sido sentado puede vivir con angustia o frustración que dejen de hacerlo y no se trata de eso. El movimiento debe darse por el propio placer y alegría de todo lo que comporta este movimiento.

Se trata de ir cambiando poco a poco las dinámicas establecidas y dar la oportunidad para otras formas de movimiento y expresión, no queremos que viva esta situación de forma negativa.

¿Y luego qué?

Podemos encontrar diferentes respuestas: que acepte enseguida esta postura y desde ahí desarrolle otros movimientos, podemos encontrar que pase tiempo tranquilamente boca arriba sin demasiado movimiento hasta que un día se lance, y también podemos encontrarnos que rechace de todas todas esta nueva posición de inicio.

Cómo digo ni el movimiento ni la actividad autónoma son una obligación, deben plantearse cómo una mirada hacia el bebé y una oportunidad que les brindamos.

Se trata de ir rompiendo con según qué dinámicas, de tomar consciencia y de hacer un acompañamiento diferente, con menos intervención y dando más espacio y tiempo para el movimiento y esta forma de expresión.

En palabras de Emmi Pikler:

Un bebé aprende mucho de un adulto y a través de él, pero también ha de descubrir muchas cosas por sí mismo, ha de hacer su propia tarea cómo bebé

Siempre estamos a tiempo de algo diferente. Ningún niño ha explotado todavía por haber sido sentado. Es cierto que pueden ser muchos y variados los perjuicios por haber sido sentado o no haber gateado en cuadrupedia (consecuencia muchas veces de este sentar a los bebés prematuramente), pero también es cierto que siempre estamos a tiempo de emprender nuevos caminos, miradas y formas de relación con nuestros hijos.

Emmi Pikler escribió:

Cuidar a un bebé es una tarea realmente difícil. Cada día se aprenden cosas nuevas, cada día significa una nueva vivencia, al final del día pensamos en todo lo que hemos hecho, cómo podríamos haberlo hecho mejor. Es difícil hacerlo perfecto… cometemos muchos errores… siempre se puede hacer mejor.

Y este “hacerse mejor” debe pensarse cómo potencia y no cómo limitación.


 

Si te ha gustado no te olvides de COMPARTIR y SEGUIR EL BLOG para no perder las NOTICIAS, los próximos CONTENIDOS y ACTIVIDADES 😉

Arriba a la derecha me encontrareis en FACEBOOK e INSTAGRAM

Cualquier pregunta sobre el post puedes realizarla en COMENTARIOS o pásate por el GRUPO de Facebook Movimiento Libre y Crianza en Brazos, una comunidad que crece día a día (enlace aquí).

Consultad el MENÚ PRINCIPAL y los TEMAS para no perder nada.

No olvidéis que ofrezco TALLERES, CHARLAS y ASESORíAS PERSONALES y otros SERVICIOS PEDAGÓGICOS a FAMILIAS y PROFESIONALES (aquí).

Podéis preguntar sin compromiso 🙂

¡Gracias!

 

20 comentarios en “Ya lo he sentado ¿Ahora qué?

  1. Hola,
    Mi bebé tiene 6 meses, pero lo siento desde los cinco, ya que come desde esa edad. No llega a la postura solo, pero cuando lo siento lo hace derechito. Sí lo pongo bocabajo se impulsa, pero aún no gatea, alguna vez se ha volteado pero de chiripa. Sí lo pongo bocarriba no se voltea. Duerme bocabajo también.
    Ya no lo voy a sentar, ni a dejar en su silla cuando no esté comiendo. Estará mal que duerma bocabajo?

    Me gusta

    • Buenas Patty, gracias por escribir 😉

      En cuanto al Movimiento Libre deberías dejarlo solamente boca arriba, de forma que sea él quien pueda ir desarrollando cada posición a medida que esté preparado para ello.

      En cuanto al sueño, las recomendaciones generales indican que hasta el año deben dormir boca arriba y desde el Movimiento Libre así se colocan siempre para dormir. Te recomiendo que consultes la web de la Asociación Española de Pediatría y/o webs especializadas u organismos de salud pública.

      Un abrazo!

      Me gusta

  2. Pingback: Movimiento libre y Actividad autónoma. ¿Qué implican? | Teta-à-Porter

  3. Pingback: Movimiento libre y vida cotidiana ¿Por dónde empiezo? | Teta-à-Porter

  4. Hola, recién ahora sé un poco más sobre ML y percibo como, y ahora tengo una sensación de culpa por creer q estimular a mi bebé estaba haciendo algo bueno. Mi bebé tiene 7 meses, pronto vá p los 8, a los 2 meses y una semana ya sostenía bien la cabeza, a los 4 y dos semanas empezó darse vuelta solo( q en su momento me parecía “tarde”) pero a los 5 y una semana ya sentaba “solo” con las manitos para arriba, cuando jugábamos, o cuando estaba arriba nuestro le gustaba esa posición y cuando le puse balanceaba un poco y pronto sentaba firma, nosotros lo poníamos, pero le gustaba, hecho q ahora entiendo q no deberia haber hecho ese estimulo, q en su momento me dejo contentísima, xq pronto ibamos a empezar a ofrecer alimento (blw) y uno de los requisitos para estar , seguro seria sentarte con las “manitos arriba”, y lo hacia bien, tanto q en ese momento no teniamos sillita, y comia él sentado frente mío… ahora se pone de 4 como para gatear, no arranca, y recién empezó a sentarse solo, doblando la rodilla, pero siempre a eso nos llama p ponerlo sentado, o se pone boca a bajo y mueve las manos y pies p se lo levante, reclamando casi llorando, se desplaza bastante, pero bueno, es como q puede sentarse solo, pero solo cuando vamos de inmediato, lo hace, tiene total libertad de moverse en su cuarto, es tipo montessori, inclusive tiene una barra q ya empezo a agarrarse y ponerse de pie, después tumba y cae,gira, pero eso empezó hacer por si solo, bueno, yo poniéndolo en frente al espejo sentado. A lo que voy es q tiene los movimientos y ahora entiendo lo mal q hice poniéndolo sentado,(otro hecho es q mi marido usa silla de ruedas y cuando esta con él pasa bastante tiempo limitado de movimiento, como 3 horas diarias maso cuando queda solo con él), como puedo hacer q él por si solo se maneje, si lo pongo boca arriba ya se da vuelta, tarda un poco y ya quiere q lo levante? si yo estoy con él no si anima a hacerlo solo, si esta solo en su cuarto jugando a veces reclamando lo hace( veo por la camara), pero no quiere. mi texto esta medio confuso jaja pero no sé como ayudarlo a moverse solo sin q eso sea una frustación y angustia? Todavía hay como remediar mis errores de “estímulos”? Gracias, muy bueno sus articulos, recien ahora encontre su blogger!

    Le gusta a 1 persona

    • En primer lugar decirte que siempre se puede hacer, la mirada que ofrece el trabajo de Pikler-Loczy no se limita al movimiento o a no sentarlos, se trabaja la globalidad de los cuidados y las actividades cotidianas para el desarrollo de la autonomía y de un sentimiento de competencia para una personalidad harmónica. Así que siempre se puede hacer, siempre hay posibilidades y trabajo que hacer.

      Por otra parte lo que me comentas mo tiene una respuesta fácil ni rápida, hay muchos factores implicados, si quieres podemos hacer una asesoría y abordar el contexto desde todos los ángulos 🙂

      Me gusta

  5. Hola. Muy bueno tu post. Estoy en este momento pasando esto que describes con mi beba de casi ocho meses. Ella ya se sienta, no sola, pero se mantiene erguida y es la posición que mas le gusta para estar. Por lo que veo, ella Claro esta, no llegó a esa posición sola, y ahora intento ponerla boca arriba de nuevo y la cara de pánico que pone es mortal. Lo verbalice con ella, me quedo a su lado e hice todo lo que describis aquí. Pero nada, ni quiere, se queda tranquila cuando la siento. Es tan malo eso? Ella tendría que haberse podido sentar sola? Y para comer como es? Ella ya come lo más bien en su silla hace un mes y algo

    Me gusta

  6. Genial el artículo! Desde nuestra perspectiva consideramos fundamental el desarrollo motor para posteriormente establecer un buen aprendizaje. El principal factor en contra que nos encontramos, es que en muchas ocasiones ha existido una deprivación sensorial por diversas razones. Por ello, es fundamental tratar de trabajar la neuromotricidad. Un saludo.

    Me gusta

  7. Hola, Romina. Tenemos un bebé de 4 meses y medio que es muy grande y tiene mucha fuerza casi desde que nació. Ahora pesa 9,700 y mide 75 cm. Se alimenta de teta. Mi duda es que desde que tenía dos meses hacía el gesto de levantarse ( como si estuviese haciendo abdominales) cuando estaba acostado boca arriba. Estaba todo el rato en brazos menos cuando estábamos sentados, que lo poníamos sentado en nuestro regazo, normalmente apoyado en nosotros, que es como más le gusta estar. El pediatra me dijo que como tiene problemas para respirar bien ( cornetes no muy amplios), él se siente mejor incorporado xk respira mejor. Y tb me dijo que se notaba que lo porteaba xk quería estar sentado y poder mirarlo todo. Todo ésto como positivo para él. No tuvo carro hasta los tres meses y lo usamos en posición semisentado cuando está despierto, k es la única que le gusta,y sólo mientras está agusto ( poco rato), xk cuando se queja lo saco y lo porteo. En casa no le gusta mucho estar boca arriba, y desde que ha aprendido a darse la vuelta, hace un par de semanas, en cuanto lo ponemos se da la vuelta y se queda boca abajo hasta que se cansa, y entonces lo cogemos de nuevo. Mi pregunta es si habrá sido y si es perjudicial para él sentarlo con nosotros en nuestro regazo mientras comemos, o mientras estamos en el salón con familiares, amigos, una vez que se haya cansado de estar en el suelo. Tb si es perjudicial cuando va en el carro ir reclinado ( deben ser unos 45 grados de inclinación ). Ah, otra cosa, antes de saber que lo mejor era ponerlo boca arriba en el suelo, le poníamos ( desde los dos meses a los tres , más o menos), unos minutos cada día boca abajo y se mantenía perfectamente levantado sobre los brazos. Con dos meses hasta se dio la vuelta de boca abajo a boca arriba un par de veces, aunque puede que fuera de chiripa. Muchas gracias!!!!

    Le gusta a 1 persona

  8. Hola Romina, me llamo Maria y tengo un bebé de 8 meses y medio que se llama Nahuel.
    Lei todo tu blog, me encanto. Y la verdad es que ahora me siento con una culpa!! (esa que vos comentas que viene con la maternidad 😉 )
    Es que a Nahuel yo lo forcé a sentarse porque “a los 6 meses ya se debe sentar solo” dice la gente, estaba preocupada porque él no queria, preferia estar acostado boca arriba, pero yo insisti… Y logré que se siente hace un mes, aunque le pongo almohadones al costado porque se sigue tirando hacia atras (mucho menos que antes)
    Y ahora que lei tu articulo me siento muy triste, porque es verdad lo que decis, como él no aprendio a llegar a sentarse solo, ahora sigue dependiente de nosotros para moverse…
    Y, como también decis, no esta interesado en ponerse a 4 patas, sino que nos pide de agarrarse a nuestras manos para que él pueda hacer fuerza y ponerse de pie.
    Yo creo que ya es un poco tarde realmente, pero hoy intenté ponerlo acostado y se queda un tiempito pero no se mueve demasiado, se queda mas que nada fijo boca arriba, no se deja caer totalmente boca abajo. Y me da pena, porque siento que esta como inerte. Es que yo no sabia… Voy a seguir intentando unos dias para ver si logra moverse libremente un poco mas…
    Nada, queria expresarme y desahogarme un poco.
    Saludos y gracias por tu informacion!
    Maria

    Ya te escribire para preguntarte por la alimentacion sin papillas!

    Me gusta

    • Hola Maria, sobre todo no te agobies ni te fustigues, hay cosas que llegan cuando llegan y no podemos saberlo todo ni ser madres perfectas. Si te gustó lo que leíste piensa en lo que tienes ganado ahora y las cosas que sí vas a poder hacer. Está genial que ya hayas empezado a probar acostarlo boca arriba, y es normal que ahora no veas mucha actividad en él, está retomando una postura que ya ahbía abandonado y quizá necesite un tiempo para volver a reconecerse en esta posición. Por otro lado mira de no ser tú (u otro adulto) el que lo siente o le coja las manos para levantarse, se trata de ir cambiando las dinámicas poco a poco y dentro de lo posible. En ningún caso lo furces o insistas en que esté estirado o no sentarlo, no se trata de que lo reciba como un castigo, simplemente se trata de ir dando la oportunidad de otra cosa. Aún puedes hacer muchísimas cosas respecto al Movimiento Libre y la Actividad Autónoma. Muchas gracias por escribir y por leerme, y ya sabes que si necesitas también hago asesorías. Hasta la próxima y un abrazo!

      Me gusta

  9. Pingback: Guía para abuel@s

  10. Un artículo genial una vez más, gracias por compartir esta información. A raíz de lo leído me surgen algunas dudas. Desde que comencé a introducirme en esto del movimiento libre he ido cambiando ciertos hábitos que ya teníamos establecidos como el uso excesivo de la hamaquita. Mi niña pasa ya mucho tiempo en el suelo y es maravilloso observar como va dominando su cuerpo y el espacio cada vez con mayor agilidad. Sin embargo, también se la sienta mucho. Nunca sola, sino en el regazo. Especialmente cuando vamos a ver a la familia, que la quieren tener con ellos, esos días apenas si toca el suelo, lo que me hace estar bastante incómoda interiormente. Mi bebé ahora tira con fuerza con su cabeza y pasa de la posición recostada en el regazo, a ponerse derecha, y si intento que vuelva a tumbarse se resiste! Entonces, de alguna manera, ella si se sienta. En el suelo aún no, porque aunque tira de su cabeza, ahí es más difícil. No la he querido sentar aún en la trona, pero estoy casi segura de que se mantendría prácticamente sin ayuda. Me gustaría que pudieras aconsejarme desde tu experiencia a como manejar esta situación o si crees que podría cambiar algo. Mi duda es si mi niña ya se sienta derecha en el regazo, es esto contraproducente para su desarrollo? Muchísimas gracias.

    Me gusta

    • Buenas bethy, por lo que comentas tu hija parece que busca la posición sentada porqué ha sido sentada de forma reiterada y seguramente ese “sentarse” ha sido aplaudido por la familia. Ella por tanto busca repetir esa misma acción que tanto a podido agradar y desde la que se relaciona con el resto de la familia. Por otro lado no es lo mismo sentar puntualmente a un bebé en el regazo (como al comenzar la alimentación complementaria) que dificilmente va a interferir, que sentarlo durante largos ratos para establecer una relación intensa. También una vez que han adquirido ciertas posturas es complicado volver a “atrás”. Aunque creo que todas estas cosas ya las sabes. ¿Si eso es contraproducente? Creo también sabes la respuesta y a ti te toca valorar el qué y el cómo. No hay forma de que sea la familia la que vaya al suelo con tu hija? Hay forma de acondicionar el espacio para que la relación se de desde otro lugar? Si te sirve, criar a nuestros hijos en el movimiento libre suele ser fuente de conflicto con la familia. No conozco tu caso, pero quizá sí valga la pena mirar de comunicar cuales son nuestros deseos para con nuestros hijos y proponer otras formas desde la compresión y el cariño. Mucha suerte!

      Me gusta

  11. Hola Erika, gracias por escribir. El problema que me planteas es de base. ¿Cuál es el planteamiento de la escuela infantil sobre el desarrollo motor y la actividad autónoma? Por lo que me cuentas difiere en gran medida del movimiento libre. ¿Si le afectará pasar las mañanas así? Pasa las mañanas, por lo que cuentas, en gran medida inmovilizada y sin oportunidad de movimiento y exploración. Creo que ya sabes la respuesta. No todas las escuelas trabajan de la misma forma.

    En cuanto a qué hacer en el momento de la comida, es uno de mis post pendientes. por el momento decirte que la opción a la trona es tu regazo o el de otro adulto.

    Un abrazo!

    Me gusta

  12. trato de implementar el movimiento libre con mi beba de 8 meses recién cumplidos, nació prematura y en edad corregida tiene 6 meses y medio recién, el conficto que me surge es que en la guardería en la mañana queda en su cochecito (semi-recostada-sentada) en casa no lo usamos ya que porteo, el dilema me surge en el horario de comer, pues “debo sentarla en su trona”, solo la usamos en momentos puntuales, le afectará mucho pasar las mañanas así en la guarde (son 10 niños y 2 maestras, de modo que no puede ser ella la exclusiva en brazos. Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s